https://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-snc7/425474_307671922626573_254129474647485_889142_1809057073_n.jpg

 

 

Un
antropólogo que estudiaba los hábitos y costumbres de una tribu en África, y
porque él siempre estaba rodeado de niños de la tribu, decidió hacer algo
divertido entre ellos; consiguieron una buena cantidad de caramelos en la
ciudad y los pusieron a todos en una canasta decorada con cinta y otros
adornos, y luego dejaron la canasta debajo de un árbol.


Luego
llamó a los niños y propuso un juego: que cuando él dijese
“ahora”, ellos deberían correr hasta aquel árbol y el primero que
llegase a la canasta sería el ganador, y tendría derecho a comerse todos los
caramelos él solo.

 

Los
niños fueron colocados en fila, esperando la señal acordada.

 

Cuando
dijo “¡Ahora!” Inmediatamente todos los niños se tomaron de las manos
y salieron corriendo juntos hacia la canasta. Llegaron juntos, y comenzaron a
dividir los caramelos, y sentados en el suelo, los comieron felices.

 

El
antropólogo fue a su encuentro y les preguntó indignado por qué habían ido
todos juntos, si sólo uno pudo haber tenido toda la canasta.

 

Entonces,
los niños respondieron:

 

–UBUNTU!!! ¿Cómo
uno de nosotros podría ser feliz si todos los otros estuviesen tristes?

 

UBUNTU
significa: – “¡Yo soy porque nosotros somos!”