1./ Planea más actividades sociales.

Los niños en edad preescolar tienen que saber relacionarse con otros niños. Si tu hijo no ha pasado mucho tiempo en un grupo con otros niños, entonces actividades como compartir, esperar turno y el juego cooperativo pueden ser difíciles.

 Ayuda a tu hijo a acostumbrarse siendo parte de un grupo de juego con primos o vecinos o inscribiéndolo en actividades de música.

2./ Ofrece idea de qué esperar del kinder.

El niño puede estar un poco ansioso al empezar a asistir al pre escolar. Resiste la tentación de decirle cosas como “Va ser muy divertido” o “No hay nada qué temer” y nunca minimices los miedos de tu hijo al respecto. Es mejor ayudar a calmar sus miedos con información. Háblale de qué esperar al empezar la escuela.

Antes de empiecen las clases, visiten su escuela y su  salón al menos una vez, preferentemente cuando estén los otros niños y su futura maestra. También puedes leerle historias o cuentos acerca de empezar la escuela.

3./ Inventen un ritual para despedirse.

Si esta es la primera vez que tu hijo va estar lejos de ti, puede que se preocupe de que no regreses, o que te pierdas y no puedas encontrar el camino de regreso para recogerlo al final del día. Inventen un ritual especial de despedida – como un mensaje  preestablecido “give me five” < vamos campeón >  cada vez que lo dejes en la escuela.

Durante los primeros días, toma tiempo extra para alistarlo en la mañana también. Entre más calmadas sean las cosas en casa, más fácil será la separación.

Y aunque estés planeando retirarte sin que te vea al dejarlo en la escuela, no lo hagas. El sólo se va a estresar más cuando se dé cuenta que te has ido. En lugar de eso, acuerda un punto de despedida. Sólo realízalo de manera confiada y segura y él aprenderá a hacer lo mismo.

4./ Lee a tu hijo cada día.

Muchos grupos de preescolar tienen al menos un periodo de lectura. Dar al menos 15 minutos al día de tiempo de lectura puede ser un buen ritual familiar de lectura antes de empezar el colegio. Los niños que no tienen experiencias tempranas con libros frecuentemente tienen más dificultades para aprender a leer.

Como los niños en edad preescolar no leen independientemente, tienen que aprender a escuchar. La lectura en voz alta es una excelente manera de ayudarlo a desarrollar habilidades de escucha. Historias con ritmo son particularmente bien aceptadas, así que puedes buscar libros que repitan frases. Cuando empiece a recordar las frases, pídele que lea contigo. Primero lee una línea y déjalo que termine la frase.

En el colegio tu hijo también va aprender a predecir lo que va pasar en el cuento. Para ayudarlo, puedes parar a mitad de la lectura y hacerle preguntas acerca de lo que sigue en la historia o cómo terminará el cuento.

5. / Practicar habilidades de escucha.

Las maestras a menudo animan a sus alumnos a sentarse y escuchar. Tú puedes ayudarle a prepararse para esto pidiéndole ocasionalmente que se siente en silencio y que cierre sus ojos. Luego pregúntale qué sonidos escuchan sus oídos. Habla acerca de qué es lo que está provocando los sonidos.

En el preescolar, los niños también aprenden a escuchar y seguir instrucciones que envuelven más de un paso. Empieza por pedirle a tu hijo que haga series de cosas, como tomar sus zapatos y ponerlos en el closet. O ir al baño y lavar sus manos y luego venir a ayudar a poner la mesa. También puedes jugar juegos que requieran que tu hijo siga instrucciones, resuelva problemas y espere su turno.

6. / Apoya al artista que tienes en casa.

Tener actividades de arte – ya sea pintura dactilar o modelar plastilina – ayuda a los preescolares a desarrollar habilidades visuales y motoras que necesitan para escribir.

Siempre ten a mano papel, pinturas, crayolas, etc. e impulsa a tu hijo a crear lo que él quiera. Hacer laberintos simples y conectar puntos ayuda a tu hijo a desarrollar habilidades de escritura.