Ésta es una manera sencilla para comenzar a platicar con tu hijo(a) sobre sexualidad.
Si inicias con una pregunta, puedes darte cuenta qué tanto sabe y qué tanto le interesa el tema.
Además, así puedes abordar de manera sencilla a un niño tímido, que tiene dudas pero no se atreve a preguntar.
Recuerda que lo natural en los niños es la curiosidad. ¡Es la falta de curiosidad la que debiera preocuparnos!
A los 5 años, ellos están listos para saber sobre el embarazo, todo su desarrollo y el parto, de forma muy natural, aprovechando su infinita curiosidad y capacidad de maravillarse ante el mundo y la naturaleza del cuerpo humano.
Aprovecha para platicarle de cuando estabas embarazada de él o ella, con todos los detalles que puedas agregar: cuándo te enteraste que lo esperabas, cuándo comenzaste a sentir que se movía, los ecos en que pudiste verlo, el día en que nació. Esto les da un enorme sentido de pertenencia y ayuda a su autoestima el saberse amado y esperado.
No dejes pasar las oportunidades cotidianas para abordar el tema y prepárate para ofrecerle más respuestas, que transmitan tu seguridad y apertura para hablar de lo que quiera saber
Escrito por Alicia Contró