Los primeros años son decisivos para trasmitirles hábitos de alimentación saludables.