Más tarde o más temprano, tus hijos empezarán a hacer preguntas sobre sexo. Algunos padres creen que, cuando llegue el momento, dar información sobre el tema será fácil, que todo será una cuestión de ponerse a hablar. Todo parece muy fácil, pero cuando llega la hora de la charla, seguramente en la mayoría de los casos, parecerá más complicado, tratándose de niños. Por eso, es importante prepararse para hablar de educación sexual, es importante comunicar con naturalidad, afectividad y asertividad. Si estás cohibido, cortado o avergonzado, tus hijos lo notarán.

sexualidad-infantil.jpg.525.0.thumb.jpg

Los niños y jóvenes son menos propensos a correr riesgos sexuales si tienen:

  • Una visión positiva sobre la sexualidad Información
  • Necesaria para cuidar su salud sexual
  • Claridad acerca de sus propios valores y comprensión de los valores de su familia
  • Autoestima y confianza en sí mismo
  • Habilidades en el trato con otras personas, como seguridad en sí mismo y capacidad para tomar decisiones
  • Una percepción de que sus acciones tienen consecuencias
  • Un vínculo con las personas adultas de su hogar, entorno familiar y otros adultos que se preocupan por ellos dentro de la comunidad, la escuela o la institución religiosa.