cuba-dia-educador-tunas-07.jpg

 Los mejores resultados con los alumnos tienen lugar cuando los maestros:

  • Se sintonizan con los niños y responden a sus necesidades, estados de ánimo, intereses y capacidades.
  • Crean un clima optimista en su clase con conversaciones agradables, abundancia de risas y actividades
    interesantes.
  • Muestran afecto y “predisposición positiva” hacia los alumnos.
  • Tienen buen control sobre la clase, con reglas y rutinas claras pero flexibles, de modo que los
    alumnos pueden seguir las reglas por sí solos.
  • Son observadores de los avances y los reconocen
  • Están pendientes de las áreas de oportunidad de sus alumnos, apoyando su crecimiento y su esfuerzo.