Experimentos

La pareja dependiente…. un alto costo emocional.

Una de las experiencias más dolorosas es convivir con una persona dependiente. Estas personas tienden a confundir la dependencia psicológica con el amor.

Normalmente creen que aman demasiado, pero no son más que personas dependientes que se pegan como parásito al otro para satisfacer sus necesidades a costa del otro. Esto suena bastante difícil, pero desafortunadamente es una de las patologías a las que equivocadamente denominamos amor. La dependencia genera insatisfacción, porque para el dependiente nada es suficiente, la pareja no logra ser suficientemente bueno, servicial, afectivo, justo, generoso; hay carencia permanente y desequilibrio en la relación con el costo elevado como consecuencia. El dependiente culpa al otro de su infelicidad, de sus desajustes, de sus ilusiones fracturadas y expectativas no realizadas… la culpa, resentimiento e insatisfacción son ingrediente presentes en esta relación.

“El matrimonio es un viaje hacia un destino desconocido…
El descubrimiento de que la gente debe compartir no sólo lo
que no saben el uno del otro, sino también lo que no saben de sí mismos”.

Michael Ventura.