El catedrático Aquilino Polaino Lorente y Pedro Martínez Cano,  en su libro La comunicación en la pareja. Errores psicológicos más frecuentes, establece diez tipos de incomunicación conyugal:

 

  • Indiferentismo. Desde la indiferencia es imposible entender al otro.

 

  • Dependencia. Las personas que dependen afectivamente nunca llevan la contraria y ceden en todo con tal de ganarse el afecto. No existe un diálogo entre iguales.

 

  •  Manipulación. Gestos y actitudes que tienen un propósito manipulador. La intención verdadera nunca se expresa.

 

  • Apropiación posesiva. Se pretende poseer al otro como si fuera un objeto sin respetar su libertad u obstaculizándola para que encarne a toda costa nuestro ideal de hombre o mujer.

 

  •  Desconfianza. Suspicacias en lo económico, lo afectivo, etc…. La desconfianza conlleva una renuncia a hablar de esos temas.

 

  • Independentismo. Personas que defienden la independencia a ultranza y padecen una especie de fobia al compromiso. Esta actitud denota inmadurez.

 

  • Celos. Presunción no fundada en la infidelidad del otro. Anida en seres inseguros y de baja autoestima. Ante el miedo a ser malinterpretado, la incomunicación se instala en la pareja.

 

  • Temor. La agresividad, física o psicológica, ha entrado en escena; este sentimiento bloquea el diálogo, distancia y separa.

 

  • Inseguridad. Acecha a las personas dubitativas cuyo carácter aún no está formado. De aquí a los celos hay un paso.

 

  • Instrumentalización del otro. Consiste en hacer del otro un medio al servicio de los fines propios.