fotoedit24

 

Los padres deben enseñar a los niños a poner nombre a sus sentimientos para que sean capaces de verbalizar los sentimientos de ira, rabia, enfado, frustración y decepción. Decir cosas como: ‘Está bien que te sientas enfadado, pero no está bien que golpees a tu hermana’ es de gran ayuda. El niño entenderá que está en su control el manejar las acciones de sus sentimientos.

 

 

Coaching de Inteligencia Emocional para niños.

#aprendoyeduco

22.82.91.00