rechazo

 

 

El miedo tiene un componente irracional. Cuanto más conocimiento tienes, menos incertidumbre te generan las situaciones que debes enfrentar.

Es imprescindible distinguir el peligro del miedo.El peligro es toda aquella situación que pone en riesgo mi seguridad, mientras que el miedo es la reacción que tengo a esa amenaza. Ahora bien, cuando no tengo el conocimiento para resolver la situación, cuando tengo dudas sobre si lo podré manejar o qué consecuencias negativas puede tener, porque nunca lo he hecho antes, entonces es cuando aparece el pavor limitante.

Hay 2 miedos

1. Abandono/rechazo

2. A fallar/no ser “bueno”

Cómo podemos lidiar con el miedo? El miedo es el principal inhibidor de la innovación y del aprendizaje y solo se cura practicando. A nivel personal, el miedo es a menudo consecuencia de la falta de conocimiento. Tenemos miedo de las cosas que desconocemos, de todo aquello que no sabemos cómo controlar.

El mejor antídoto para el miedo en este caso es siempre adquirir más conocimiento, es decir aprender.

Necesitamos igualmente desdramatizar la trascendencia del error y para ello, no hay nada mejor que enseñar a nuestros niños, desde muy pequeños a enfrentar el fracaso, asegurarnos de que aprendan a perder y reconocer que la vida continúa.

Se dice que el noventa y cinco por ciento de aquello a lo que le tememos carece de sustentación. El resto son cosas simples con las que debemos acostumbrarnos a vivir. Muchos de nuestros miedos no están basados en hechos sino en sentimientos. Pareciese que muchos de nuestros miedos se sustentan en falsas expectativas.

Harry Truman dijo: “El peor peligro que enfrentamos es el peligro de ser paralizados por la duda y el temor.”

 

Collage 2017-04-04 12_14_19