integracion_familia_escolar.jpg

La disciplina significa orden, estructura, objetivos claros  y a la vez oportunidades de movimiento, expresión e interacción con los demás;  a esta disciplina también se le llama “Disciplina Organizada”.

Las actitudes que los padres deben tomar ante situaciones de indisciplina son decisivas, como son la seguridad frente a ellas, el respeto a las reglas establecidas,  la constancia y congruencia fomentan respeto del niño hacia los padres  y sus lineamientos.

La credibilidad que proyecten los padres es pieza clave para el respeto a las normas que son acatadas por sus hijos.

 

Tips

  •  Ofrece indicaciones claras ante lo que esperas de ellos  en determinada actividad y después de ella, de esta manera evita la repetición constante de las cosas.
  • Establece las reglas tomando en cuenta las opiniones de tus  hijos, así evitas la desorganización y conductas incorrectas.
  • Planifica actividades familiares de acuerdo a los intereses de los niños para contrarrestar  la rutina y al aburrimiento, esto da un espacio de relax y disfrute de manera flexible.

“Los niños en total y constante silencio no son señal de una excelente disciplina, sino de un temor hacia algo que les impide mostrar lo que verdaderamente son.”

Blanca J. Gónzalez.