Estos derechos forman una estructura básica para la sana participación de cada persona en toda relación humana.

Su práctica ayuda a contrarrestar creencias limitantes, tales como pensar que anteponer las necesidades propias a las de los demás es ser egoísta, o que es vergonzoso cometer errores o que hay que tener una respuesta adecuada para cada ocasión, etc.

 

DERECHOS ASERTIVOS

 

1.-  Tengo derecho a ser feliz.

2.-  Tengo derecho a pedir reciprocidad.

3.-  Tengo derecho a tener éxito.

4.-  Tengo derecho a mi privacidad, a que me dejen solo.

5.-  Tengo derecho a tomarme tiempo para decidir.

6.-  Tengo derecho a pedir lo que quiero.

7.-  Tengo derecho a establecer mis propias prioridades y tomar mis propias decisiones.

8.-  Tengo derecho a sentirme bien conmigo mismo.

9.-  Tengo derecho a tener y expresar mis propios sentimientos y opiniones.

10.- Tengo derecho a decir NO sin sentirme culpable.

11.- Tengo derecho a ser tratado con respeto y dignidad.

12.- Tengo derecho a cometer errores y ser responsable de ellos.

13.- Tengo derecho a considerar mis propias necesidades.

14.- Tengo derecho a cambiar de opinión.

15.- Tengo derecho a ser el único juez de mi pensamiento y emociones.

16.- Tengo derecho a decir “no lo sé”, “no lo entiendo”.

17.- Tengo derecho a ser independiente de la voluntad de los demás. (No sentirme comprometido)

18.- Tengo derecho a tomar decisiones ajenas a la lógica.

19.- Tengo derecho a tratar a los demás con el respeto que se merecen

20.- Tengo derecho a estar bien y desear compartir lo mejor de mí a los demás.