Elegir un buen colegio para tu hijo significa ser muy cauteloso y hacer muchas preguntas. Empieza tu búsqueda muchos meses antes de quieras que tu hijo comience el colegio y usa la siguiente guía. Un buen colegio debe tener entre otros aspectos importantes:

*     Buena reputación.

*     Reglas establecidas.

*     Un programa estimulante.

*     Personal calificado.

*     Instalaciones limpias y seguras.

Buena reputación.

Los mejores colegios tienen un ambiente amistoso y son conocidos por su estimulante programa. Cuando visites la escuela, pregunta por los nombres de niños y padres para que los llames. Por supuesto toma todo lo que te digan con criterio y basa tu decisión final en lo que ves.

 Reglas establecidas.

Es importante para un colegio ser flexible pero también debe tener reglas escritas y bien establecidas para manejo disciplinario,  calendarios, horarios y procedimientos de seguridad y emergencia. De esa manera sabes que el personal toma su trabajo en serio.

Busca un kinder o colegio con reglas estrictas con respecto a niños enfermos. Pregunta con qué enfermedad tu hijo no puede asistir al colegio y por cuánto tiempo, mantener a los niños enfermos en sus casas es muy lógico. Un buen colegio ayuda a cortar de raíz las enfermedades pidiéndoles a sus niños y personal que se realicen chequeos con cierta regularidad.

 

Un programa estimulante.

Los mejores colegios tienen horarios en los que diariamente incluyen actividades artísticas,  físicas, periodos de silencio (lectura), actividades individuales y de grupo, socialización, manualidades, refrigerio y tiempo libre. La televisión y los videos no deben formar gran parte del día de tu hijo. Un programa bien pensado y previamente organizado estimula mejor el desarrollo de tu hijo y hace su vida diaria más divertida. Pero no evalúes a la escuela en base a cuántos números y letras les enseñan o que tanta tarea dejan.

Personal calificado.

Los maestros deben ser profesionales y tener conocimiento pedagógico actualizado sobre el desarrollo del niño y capacitación en primeros auxilios.

Una escuela que invierte en la preparación y capacitación continua de sus maestros habla muy bien de si misma.

Pide te permitan observar el ambiente escolar,  fíjate bien en cómo interactúa el personal con los niños. Los maestros deben ser responsables, entusiastas y bien preparados. Busca un colegio que comparta tus valores en cuanto a  disciplina, alimentación, tareas etc.

Instalaciones limpias y seguras.

Asegúrate de que el kinder o colegio siga las reglas básicas de seguridad. Los materiales y el equipo de juego estén en buenas condiciones, las escaleras deben tener barandal, el área de juegos debe estar a un mismo nivel y ser segura. La calefacción o ventiladores deben estar cubiertos o protegidos de algún modo que no queden al alcance de los niños. Las áreas de juego siempre deben estar supervisadas.

 

¿Tienes más ideas que aportar? escríbenos…