La audiencia pasiva o espectadores no permanecen ilesos respecto al acoso escolar. Como posible consecuencia para ellos está la desensibilización, que se produce ante el sufrimiento de otros a medida que van contemplando acciones repetidas de agresión, en las que no son capaces de intervenir para evitarlas.

Por otra parte en algunos casos podría sentir una sensación de indefensión semejante a la experimentada por la víctima.

 

Puede ser que nuestros hijos sean espectadores de alguna situación de abuso y es bueno  hablar con el o ella para saber qué piensan, qué soluciones podrían dar, para orientarles y ayudarles a formar su conciencia social.

Una buena comunicación entre los padres y los hijos puede ayudar a prevenir y, en caso de sufrir o ser espectador de esa violencia, podremos apoyarlos a buscar un mediador.

 

A nuestros hijos hay que ayudarles desde pequeños para que sean empáticos, amigos de todos y muestren especial simpatía hacia los que se encuentran más solos. 

Se requiere ofrecer herramientas para que sean capaces de manejar una situación crítica de manera pro- social.

 

  • TIPS:
  • Se pueden trabajar las predicciones y razonamiento…
  • ¿Cómo te sentirías tu en su lugar?
  • ¿Que pasaría si distraes la atención?
  • ¿Que pasaría si gritas?
  • ¿Que pasaría si llamas a algún mayor?
  • ¿Que pasaría si aprenden a resolver conflictos de otra manera?
  • ¿Tienes sugerencias? 

En general hay que enseñar a nuestros hijos desde pequeños a resolver conflictos, pueden aprender a mediar.

Tienen que desarrollar alergia contra la violencia.

Es necesario vacunarlos con ejemplos y razonamientos.

Nos hace mucha  falta educar en el perdón, la compasión y la sensibilidad.

 

 

La inteligencia emocional es de gran ayuda en estos casos.

 

cursosytalleres@aprendoyeduco.com