IMGP3126.JPG

Es fundamental partir de la premisa de que cada niño tiene su propia personalidad y sus hábitos conductuales pueden estar motivados por distintos factores, ya sean genéticos, ambientales, afectivos y/o emocionales.

Es conveniente analizar con detenimiento las causas del comportamiento infantil y actuar en función de éstas, ya que algunas estrategias pueden funcionar muy bien con ciertos perfiles y, sin embargo, resultan ineficaces con otros niños.

 

Gracias a este grupo tan participativo y colaborador. Fué muy grato trabajar y aprender juntas.

Bendiciones para todas! y a practicar lo aprendido!!

 

 

 

Síguenos en twitter: @patyvares

 

 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::