“Un niño desobediente es un niño desmotivado”

Rudolph Dreikurs

 

nino-salta-sofa-desobediente-p

Amar es suficiente?

 

Disciplina y amor: cuando ambos van de la mano hacen la combinación perfecta para conectar el mundo de los integrantes de la familia y lograr una convivencia y desarrollo armónico de cada uno y de la familia.

El concepto de disciplina y amor se refiere a ser firme y amable al mismo tiempo.

Es un error manejar estos conceptos por separado, no llevan al crecimiento armónico y no ofrece estabilidad al proceso formativo de nuestros hijos; Se requiere una sutil mezcla de ambos para dar los resultados tan ansiados por los padres: Apoyar el crecimiento de los que amamos, Al trasmitir un mensaje de amor y respeto basado en una disciplina que nos lleve a objetivos claros.